Embarazo primer trimestre. Todo lo que debes saber

0
293
Embarazo primer trimestre

Si ya recibiste la feliz noticia, debes saber que el primer trimestre de embarazo es el de los descubrimientos. Durante esta primera etapa del embarazo es de mucha importancia que la madre procure cuidarse muy bien y que se mantenga muy informada de las distintas pruebas médicas y la alimentación que debe seguir durante los próximos meses hasta finalizar el proceso, y de esa manera tener un embarazo feliz.

Durante las primeras semana comienza la preparación corporal para la gestación; en este momento aumentas mucho de peso pero tienes una serie de malestares que se vuelven cada vez más intensos, todo debido a que se están generando grandes cambios.

En el primer trimestre, lo más importante es el desarrollo total del embrión. Los órganos comienzan a formarse, la cabeza, los brazos, las manos y los brazos se desarrollan y las células nerviosas del cerebro comienzan a gestarse y también se establecen sus conexiones. A pesar de que durante las primeras doce semanas el embarazo no es visible por completo, la embarazada tiende a sufrir diversos malestares.

Además, este primer trimestre de gestación es la fase más crítica y delicada de todo el embarazo: las consecuencias como las que producen el alcohol, las drogas y el cigarrillo originan los mayores efectos, ya que pueden mermar el desarrollo de órganos vitales; por lo que es recomendable suprimir el consumo de este tipo de productos unos meses antes de la concepción.

El tiempo de duración de un embarazo es de 40 semanas o 9 meses. Este cálculo comienza aproximadamente dos semanas antes del proceso de fecundación, es decir, desde el primer día de la última menstruación. Este cálculo es eficaz, ya que no es posible saber de forma clara la fecha exacta de ovulación de cada mujer.

Cambios que ocurren en el bebé durante el primer trimestre del embarazo

desarrollo

Desarrollo del bebé semana a semana

  • Cuando la madre descubre que está embarazada, el bebé ya se ha comenzado a formar, creándose un embrión y tendrá el tamaño muy pequeño, como de una semilla de amapola. En esas primeras semanas tanto el saco amniótico, donde el bebé crecerá protegido de las agresiones externas, como la placenta, a través de la cual el pequeño se nutrirá y recibirá el oxígeno, habrán empezado a desarrollarse.
  • A medida que las semanas avanzan será posible comenzar a distinguir las extremidades y la cabeza del bebé, que representará aproximadamente un 25% de su cuerpo. Por el momento su frente tendrá un aspecto ligeramente inflamado ya que el cerebro está en pleno desarrollo. Al culminar esta etapa todo lo que sería el contorno de la columna podrá ser perfectamente visible e incluso se podrán apreciar los nervios espinales.
  • Es aquí donde sus órganos empiezan a de desarrollarse a un ritmo rápido, tanto así que el hígado, los riñones y los intestinos funcionan solos. Sin embargo falta mucho para que trabajen como sistemas independientes.
  • Al cabo de la semana 12 las piernas del feto ya habrán crecido, los dedos de las manos estarán separados y así comenzará poco a poco a abrirlos y cerrarlos. Todo lo que son párpados y ojos estarán formados, aunque los párpados estarán pegados, ya que pasarán algunas semanas más para que los mismos se despeguen.
  • Uno de los cambios que se produce durante esta primera etapa y que por supuesto es de los más disfrutados por las madres (sobre todo las primerizas) es que al momento de la primera ecografía, la cual se suele realizar entre la novena y la duodécima semana, ya se podrán escuchar los fuertes latidos del corazón de su pequeño bebé.

    ¿Qué sucede en las madres?

    embarazo-sintomas1

Ya que hicimos mención a las madres, es hora de detenernos y echar un vistazo a los cambios que ellas pueden llegar a experimentar durante los primeros meses de su embarazo. Si bien es a partir del cuarto mes cuando el cuerpo de la mujer se va comenzando a adaptar a los nuevos cambios, eso no significa este periodo inicial no presente dificultades físicas cuya durabilidad desaparecerá una vez el cuerpo de la madre se hubiera adaptado por completo.

Síntomas más comunes en los primeros meses de embarazo

Hinchazón y sensibilidad en los pechos

Esta es la molestia más notoria del primer trimestre, y en algunas mujeres el primer síntoma de embarazo. Se observará una notoria hinchazón y un crecimiento en la sensibilidad de los pechos. Esto se debe a que, desde el inicio del embarazo, los senos comienzan su preparación pre lactancia.

Los altos niveles de estrógeno y progesterona son los responsables de que duelan y crezcan tanto las mamas, llegando al punto de doler con un roce pequeño de la ropa. Es probable que por el agrandamiento de los senos la madre necesite ajustar la talla del brasier, aumentando hasta 3 tallas del mismo. Luego del primer trimestre suele pasar o disminuir esta molestia, sin embargo, los pechos seguirán creciendo con el paso del embarazo.

Náuseas

sintomas-embarazadas-nauseas

Esta es otra de las molestias más comunes que se da durante las primeras semanas del embarazo. Pueden existir algunas mujeres que no sientan las náuseas, pero otras pueden verse seriamente afectadas, incluso pueden vomitar mas de 4 veces en un día.

A pesar de todos los avances tecnológicos, no se conoce el por qué se sienten las náuseas, inclusive se ha llegado a considerar el hecho de que podrían ser netamente psicológicas, sin embargo la teoría que más se ha tocado es que son producidas gracias a la rápida subida de los niveles de gonadotropina, la cual es segregada por la placenta de la madre.

Generalmente las acompañan la intolerancia y la aversión hacia algunos alimentos, así como sentir repulsión con algunos fuertes olores, lo cual podría aumentar este malestar. Suelen aparecer luego de tener un ayuno bastante largo, pero son constantes durante todo el día.

En la mayoría de las mujeres permanecen durante todo proceso del embarazo, pero en otras disminuyen cuando se está entrando en el segundo trimestre. Lo que mayormente se recomienda es hacer comidas un poco pequeñas pero muy frecuentes, ingerir más carbohidratos y por supuesto evitar las comidas rápidas y las grasas, también evitar en consumo de café y eliminar por completo el tabaco.

Muchas mujeres prefieren los remedios naturales como por ejemplo tomarse una infusión de jengibre para así disminuir las molestias ocasionadas por las náuseas, aunque no a todas les resultan eficaces estos tipos de remedios. De todas formas, las náuseas a pesar de ser bastante molestas, no afectan en nada al bebé, a no ser que los vómitos sean muy persistentes y/o intensos haciendo que la futura madre pierda peso y por ende corra un alto riesgo de deshidratación.

Cansancio y sueño

sueño-en-el-embarazo
En ésta etapa sueles tener mucho sueño.

 

Estos dos síntomas son de los más típicos y da en las primeras semanas, generalmente se siente un cansancio en todo el cuerpo y las ganas de dormir duran todo el día. Sube el volumen sanguíneo en el cuerpo, el corazón y todos los órganos trabajan más, se comienza a formar la placenta y junto a ella los principales órganos del bebé, así que es normal que exista un mayor consumo de energía en el cuerpo de la madre.

La mujer suele sentirse un poco cansada y con mucho sueño, ya que el cuerpo pide descanso debido a los grandes cambios que está comenzando a sufrir. La salud de la madre y la de su bebé están en juego, así que se deben atender todas sus necesidades para protegerlos.

Lo único que se puede recomendar en este caso descansar y dormir de esta forma se retomaran las energías. Cualquier momento del día es bueno para descansar o dormir un poco a manera de siesta. Es recomendable dormir un poco después de almuerzo, antes de cenar e irse a dormir más temprano de lo habitual. Llevar una dieta sana y hacer ejercicio de manera moderada contribuyen al aumento del nivel de energía.

Indigestión

Aunque es una más habitual hacia el final del embarazo, ya que es cuando se comprimen los órganos digestivos, este síntoma también suele estar en el primer trimestre gracias a la acción de las hormonas que trabajan en la gestación.

Es normal tener la sensación de estómago revuelto y de que todo lo que se come le siente mal a la madre. La aparición de gases se debe a la acción de la progesterona que relaja los nervios intestinales; por ende se recomienda evitar aquellos alimentos que produzcan gases como el repollo, el melón y las bebidas gaseosas, así como masticar muy bien los alimentos.

Salivación excesiva

Es una de las menos conocidas, y se produce durante las primeras 4 semanas luego de las alteraciones hormonales que causan una hipersensibilidad en la boca. Suele asociarse con las náuseas, ya que tragar, todo el exceso de saliva produce este malestar.

Para aliviarla puedes por ejemplo ingerir una rebanada de pan integral, así como chupar hielo y/o cepillarte los dientes cuando empiece el exceso de salivación. Es muy recomendable el de jugo de limón o incluso tomar un vaso de agua acompañado de una rodaja de limón.

Mareos

Es algo bastante normal que durante los primeros meses o semanas del embarazo la madre comience a sentir mareos. Se dan como producto de una bajada de tensión arterial, algo que puede pasar cuando el cuerpo femenino comienza a adaptarse a la nueva situación.

Aunque pueden llegar a ser continuos, son más frecuentes al levantarse por las mañanas. Si nos encontramos en presencia de un mareo, debe recostarse con las piernas en alto o sentada con la cabeza entre las rodillas para facilitar el retorno sanguíneo.

Se recomienda que la madre lleve siempre consigo un caramelo en el bolso por si acaso llegase a sentir una bajada de tensión, un dulce ayudará a elevar el nivel de azúcar en sangre.

Dolor de cabeza

Los diferentes cambios hormonales que empiezan a ocurrir en el primer trimestre provocan en la madre unos intensos dolores de cabeza. Es un síntoma que puede variar según la mujer, en algunas son muy intensos, mientras que en otras apenas y molesta.

El dolor que se da es bastante característico ya que se da en toda la cabeza desde la región de la nuca, y es producto del aumento de sangre circulando más la baja de la glucosa en la sangre.

Para calmar el dolor puedes seguir uno de estos consejos: comer varias veces en el día y así poder evitar la ausencia de azúcar, también puedes hacer ejercicio de forma moderada y así facilitarán la circulación sanguínea, otro consejo es recostarse sobre el lado izquierdo del cuerpo, también puedes dar un masaje en las sienes, si descansas también funciona, tanto como colocar compresas frías en la zona de la frente.

Cabe destacar que si el dolor es persistente se debe consultar al médico y no se debe automedicar.

Congestión nasal

Terminando el primer trimestre gestacional, la mujer puede comenzar a sentir síntomas muy similares al del resfriado o catarro común, a este síntoma se le conoce como “rinitis del embarazo” y es provocada por la dilatación de los vasos sanguíneos, es muy probable que la congestión llegue a causar hemorragias nasales.

Por ello se recomienda que la madre intente evitar ambientes muy secos, asó como las sustancias muy irritantes como lo son los perfumes y el humo, también debe beber mucho líquido, realizar el lavado nasal con suero fisiológico y procurar no sonar muy fuerte la nariz para poder evitar el sangrado.

¿Qué tipo de controles deben realizarse durante el primer trimestre de embarazo?

examenes-medicos-embarazada

Durante el primer trimestre de embarazo o el inicio de la gestación, si es posible, antes de las 13 semanas y, en cualquier caso, en el primer control ginecológico, los exámenes son: el grupo sanguíneo y factor Rh, la analítica completa, análisis de anticuerpos de la rubéola, anticuerpos de la toxoplasmosis, VIH – SIDA, sífilis, hepatitis B y C. En caso de que la mujer pertenezca a un grupo sanguíneo con Rh negativo, también se realizará el test de Coombs (que se repetirá en cada trimestre); pero también se deben realizar otra serie de exámenes que nombraremos a continuación, todos ellos con el fin de descartar posibles riesgos durante el desarrollo gestacional.

Transaminasas (GOP Y GPT)

Se realiza este examen para saber cuantas enzimas de éstas hay en la sangre ya que las mismas ayudan a saber cómo está funcionando el hígado.

Creatinina y urea

El aumento de la creatinina es un fiel indicador que existe una posible falla relacionada al funcionamiento de los riñones, aunque no es muy frecuente que se llegue a manifestar por primera vez durante la gestación. Sin embargo, si se ve que los valores de urea están alterados o altos, es un claro indicio de que hay un proceso de deshidratación, e incluso esto puede ser un síntoma de una enfermedad del riñón, por lo que debe tratarse rápidamente.

Colesterol y triglicéridos

Estos niveles tienden a aumentar de manera muy considerable durante el embarazo, por lo tanto deben ser controlados de manera especial y delicada en cada uno de los trimestres, empezando en el primero.

Hormonas tifoideas (T3, T4 y TH)

Este exámen se hace con el fin de prevenir el hipotiroidismo congénito, el cual es un trastorno provocado por la falta de yodo durante la gestación.
Ácido úrico: Se examina para detectar la posible existencia de un trastorno metabólico. Si este índice es muy alto, se debe prescribir una dieta rigurosa para la madre.

Glucosa

Con este exámen se busca es analizar la cantidad de azúcar existente en la sangre. Aún y cuando los valores de la glucosa sean normales, este examen debe realizarse de 2 a 3 veces durante el transcurso del embarazo. Un valor que se mantenga por encima del límite creará una seria sospecha de una posible diabetes, así que requerirá de un control más específico para evitar una diabetes fetal.

Cribado bioquímico (screening prenatal)

Es el análisis de las enzimas del feto, las cuales están presentes en la sangre de la embarazada, todo esto con el fin de evaluar el riesgo de que el feto pueda padecer algún tipo de anomalía cromosómica. No obstante, estos resultados que se dan en el primer trimestre de proceso de gestación, no son un factor determinante, por lo que se deben valorar en conjunto con las diferentes ecografías que se han realizado hasta la semana 12, ya que es allí donde el ginecólogo medirá el pliegue nucal del feto, entre otros datos relevantes.

Exámenes ecográficos

examenes-ecograficos-embarazadas

Por último, es aquí donde se deberá realizar una serie de análisis como el examen de orina, también la ecografía correspondiente al control mensual, además se tiene que llevar el control de peso y de la tensión arterial materna.

¿Hay algo que no pueda o deba comer?

alimentos-embarazada

Para concluir, le facilitamos una lista de 10 alimentos que los expertos recomiendan evitar con el fin de contribuir a un mejor desarrollo del bebé, así como para preservar la integridad y la salud de la madre en especial durante su primer trimestre de embarazo. Por ser un momento muy importante e interesante, la alimentación tiene que ser la más adecuada para poder evitar problemas y así vivir de mejor forma la experiencia de la gestación.

Cualquier tipo de pescado crudo

El pescado crudo o marinado suele contener anisakis, que es un parásito que no tiene consecuencias para el feto, pero que sí puede llegar a dar problemas muy molestos a la futura madre. Además, haya que tener en cuenta que comer pescado contaminado da lugar a padecer de una gastroenteritis, de úlceras, también causa obstrucción intestinal y por supuesto alergias.

Carne cruda o poco hecha

Es recomendable pedir la carne bien cocida, puesto que la carne cruda puede contener listeria, una bacteria muy peligrosa para las embarazadas. El consumo de carnes contaminadas con esta bacteria causa serias infecciones alimentarias y es una causal de abortos o diversas anormalidades en el feto.

Bebida Alcohólicas

El consumo de bebidas alcohólicas es sumamente peligroso para el bebé en formación ya que alteran los mecanismos que ayudan a la absorción de nutrientes por lo tanto pueden causar desequilibrios en el desarrollo fetal producto del síndrome de alcoholismo fetal, y problemas de salud.

Huevos crudos o poco hechos

Los huevos crudos no representan un riesgo para el feto, pero podrían contener la salmonela. Se trata de una bacteria que causa diarreas, vómitos, fiebre constante.
Quesos no pasteurizados: En los quesos producidos con leche cruda como los tipo brie o los artesanales, se puede encontrar la listeria. Como hemos visto, esta es una bacteria muy peligrosa para la salud de la madre y del feto.

Frutas y verduras crudas no desinfectadas

Se sabe muy bien que este tipo de alimentos son muy saludables, pero si se van a consumir crudas hay que estar seguros de que han sido lavadas correctamente ya que en ellas pueden esconderse distintos tipos de bacterias; por lo tanto, si se va a comer fuera de casa, pida verduras cocidas.

Patés

Es uno de los alimentos menos recomendados porque tiene mucha grasa animal; y es hecho con el hígado del pato, el cual si no es pasteurizado puede llegar a tener listeria.
Alimentos ahumados: Este tipo de comidas son preparadas a temperaturas inferiores a los 100 grados centígrados, por lo tanto pueden contener un alto número de bacterias que son peligrosas para el embarazo.

Pescados grandes

Se desaconseja ya que puede llegar a causar serios problemas renales y daños graves a nivel neuronal y fisiológico en el feto.

Jamón y embutidos

Todos los embutidos que son hechos a partir de la carne cruda tienden a contener el parásito toxoplasma gondii; por ende se debe evitar su consumo en las mujeres que no hayan pasado la toxoplasmosis.

La alimentación sana, variada y equilibrada es la más recomendable y, a no ser que tengas alguna enfermedad, solo tendrás que tener cuidado con ciertos alimentos ya listados arriba. Por ello, cada vez que comemos en restaurantes o en las casas de nuestros amigos y familiares, debemos preguntar detalles sobre la preparación de los platos.

Nunca sientas vergüenza al preguntar, ya que sólo así podrás prevenir molestias y problemas más serios tanto para ti, como para el correcto desarrollo de tu hijo. Si tienes cualquier pregunta acerca de tu alimentación o el funcionamiento de tu cuerpo o el de tu hijo, durante la gestación, no dudes en comentárselo a tu ginecólogo. Solo un médico especializado te permitirá obtener la tranquilidad que estás buscando.

Durante este primer trimestre de embarazo es muy importante mantenerse alerta, pero siempre permitiéndonos disfrutar de esta hermosa etapa que está comenzando y que al concluir nos hagan padres de una criatura sana y fuerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here